En el mes de agosto de 2009, la firma Ramón Chozas S.A. cumplió cien años de trabajo ininterrumpido. La cifra es todo un logro, evidencia del trabajo constante y de una capacidad indiscutida de adaptación a nuevas realidades de mercado. Una mirada amplia para, dentro del mismo rubro de la transformación del papel, abordar ilimitadas posibilidades de negocios.


  • Se inaugura la librería "Escuela Rivadavia de Ramón Chozas"
  • Se compra una fábrica de cajas de cartón ubicada en la calle Venezuela 1666 que se considera el inicio de su industria
  • Se disolvió la cartonería y fábrica de cajas, y comenzaron a intermediar en la venta de papeles y cartones en general
  • Incursionaron en la distribución de artículos de librería y se adquiere la planta de Barracas. Se inicia el proceso de modernización del almacenaje y logística de materia prima y productos terminados
  • Se decidió la compra de un Taller de Rayados: a disco y a pluma. Allí rayaban hojas de repuestos, cuadernos y cuadernillos de contabilidad. Se compra una máquina gofradora y luego una impresora flexográfica para hacer servilletas descartables con diseño, toda una novedad para las mesas argentinas
  • Se comienzan a fabricar talonarios de control, impresos y numerados. Para esto compraron una rotativa que culminó el paso de lo artesanal a la industria gráfica
  • Nace Húsares. Surgió una línea de productos estándar y se comenzó a utilizar la marca Húsares
  • Compraron nuevas máquinas rotativas con las que se abocaron a producir formularios continuos a pedido y estándar fabricados en la planta de la calle Valle en el barrio de Caballito.
  • Se construye una fábrica para la producción de talonarios y formularios estándar en la Provincia de San Luis
  • Se creó la firma Ramón Chozas Informática que comercializaba computadoras y suministros para centros de cómputos
  • Se importan algunos productos de papelería como cuadernos, libretas, papel crepé, etc. desde Brasil con licencias de Disney, Warner Bros, entre otros
  • Se desarrolla la línea de impresión de productos de seguridad en la cual el principal producto son los cheques bancarios que son fabricados con papeles exclusivos y tintas de seguridad bajo estrictas normas de seguridad y control de la calidad
  • Se adquiere una máquina totalmente automatizada para la producción de rollos impresos para cajeros automáticos, cabinas de peaje, máquinas registradoras, etc.
  • Se compra una máquina resmadora y empaquetadora para hacer más eficiente la producción de resmitas “húsares” y resmas impresas a pedido
  • Se incursiona en la producción de etiquetas autoadhesivas. Un mercado que marca nuevas exigencias de calidad y controles. Esta línea fue certificada bajo normas ISO 9001

Hoy y mañana

Como empresa, en Ramón Chozas demostraron saber proyectarse al futuro con inversiones, transformaciones tecnológicas y proyectos de negocios. Todo esto se condimenta con afecto y orgullo familiar y se sostiene a fuerza de compromiso y responsabilidad.
La presencia de descendientes de aquel Ramón Chozas en los sucesivos directorios es un dato que muestra el compromiso por sostener a la empresa. La firma es sinónimo de papel con alto valor agregado.